Orientación vocacional

“Más del 40% de los jóvenes que cursan los primeros semestres en las universidades, dicen haber escogido mal la carrera; y el 15% de ellos aproximadamente desertan al final del primer año.”

Probablemente, una de las grandes causas de estas cifras alarmantes se deba a que el proceso necesario que debió hacerse para la elección de la carrera, es decir la Orientación Vocacional, no se llevó a cabo o, al menos, no de una manera adecuada.

La Orientación Vocacional, es un proceso complejo, que tiene como finalidad ayudar al joven a elegir una carrera u oficio, a través del conocimiento de sí mismo, de la identificación de sus intereses y de sus capacidades, dentro de un contexto socio- económico determinado.

La primer parte del trabajo de orientación se basa en el autoconocimiento, para lograr definir con mayor claridad “quién soy y quién quiero ser”. Es fundamental que el adolescente conozca sus aptitudes y limitaciones, las expectativas que tiene frente al futuro, así como sus temores.

El segundo paso es evaluar junto con el joven, las oportunidades que le presenta la educación superior y el conocimiento de la realidad laboral en que está inmerso. Con esa finalidad se realiza una preselección de carreras. Luego se le solicita la tarea de averiguar sobre las carreras que le despiertan cierto interés así como hablar con profesionales recibidos y trabajando en esas profesiones. Es importante a su vez buscar información relativa a los diferentes centros de estudio donde se les puede brindar la formación necesaria. Esta instancia, debe incluir el mayor caudal de información vocacional-profesional-laboral disponible. Con ello se comenzarán a descartar aquellas opciones que no sean adecuadas para ese joven, a la luz de los resultados de la primera instancia. Paralelamente se trabaja en el consultorio con test. Vocacionales específicos, test. De Intereses, de Aptitudes y de Personalidad.

Las pruebas psicológicas estandarizadas, son utilizadas como un recurso para obtener información de forma más rápida y efectiva, la cual se vuelve posteriormente disparador para la reflexión. Las pruebas psicológicas no son malas en sí mismas, pueden serlo si no hacemos uso apropiado de los resultados. La última fase del proceso implica la toma de decisiones, basadas en los dos pasos anteriores, de autoconocimiento y de búsqueda de información.

En CLÍNICA PSINCO el proceso de Orientación Vocacional se lleva a cabo en aproximadamente 7 u 8 sesiones de una hora de duración. El objetivo, como su nombre lo indica, es orientar al consultante en la búsqueda de una profesión u oficio que le permita desarrollarse laboralmente y sentirse pleno emocionalmente, con la tarea que le toque desempeñar en su vida de adulto.

Lic. Ps. Soledad Baccino

info@clinicapsinco.com.uy