Miedo a volar en avión

Autores. Lic. Ps .Baccino S., Lic. Ps. Redin J., Lic. Ps. Orrico. V., Lic. Ps Servetti G.

Dado el desarrollo que han tenido los medios de transporte y la necesidad de cubrir grandes distancias en poco tiempo para asistir a reuniones de negocios, placer, etc., se ha verificado un aumento en el uso de las líneas aéreas.

Miedo a volar

Se estima que aproximadamente el 25% de la población adulta que viaja en avión experimenta un nivel significativo de ansiedad. Un 10% presenta un miedo tan intenso que evita volar, un 14% vuelan con un alto grado de ansiedad.

Uno de cada cuatro experimenta algún grado de miedo o malestar. Los que viajan por negocios evitan seis millones de vuelos al año a causa de la ansiedad que les provoca volar.
El miedo a volar constituye el cuarto miedo más común en las sociedades occidentales y en 1982 su costo estimado para las compañías aéreas norteamericanas fue de 1.6 billones de dólares.

La prevalencia de la fobia a volar contrasta con el carácter de medio de locomoción más seguro de entre todos los disponibles.
Para citar sólo uno de los numerosos estudios estadísticos, sólo una persona que volara todos los días durante 95 años tendría la posibilidad de sufrir un accidente de avión. Haría falta dar 10 millones de vueltas al mundo para sufrir un accidente fatal.
Es importante destacar que quienes sufren de este temor no son sólo las personas que nunca han viajado o lo hacen ocasionalmente, sino también, y particularmente, las personas que han volado en varias ocasiones e incluso inicialmente no presentaban el temor. Estos últimos son entonces potenciales desertores de este medio de transporte.

CLINICA PSINCO esta desarrollando en la actualidad en Uruguay un programa de tratamiento estructurado dirigido a aquellas personas que presentan ansiedad al viajar en avión.

¿Que es la fobia a volar?

La fobia a volar es un trastorno de ansiedad que pertenece al grupo de las fobias específicas situacionales. Es un temor o miedo irracional y excesivo, una intranquilidad permanente y desproporcionada que comienza antes del vuelo y que conlleva un deseo apremiante de evitar la situación.

Este miedo o ansiedad incluye la aparición de alguno de los siguientes síntomas:

  • a. físicos: taquicardia, sudoración, opresión torácica, temblores, agitación, náuseas, mareos, zumbido en los oídos, etc.
  • b. cognitivos: pensamientos de temor, ideas negativas, deseos de escapar, imágenes catastróficas, temor a perder el control, desasosiego, etc.

Hablamos de Fobia cuando la persona evita la situación y de miedo o ansiedad cuando la enfrenta pero con un alto grado de malestar psico-físico.

¿Cómo se adquiere el Miedo o la Fobia a volar?

Para que una persona adquiera miedo a volar se debe conjugar una predisposición genética a desarrollar trastornos de ansiedad, con una historia de aprendizaje determinada.

El aprendizaje se puede realizar a través de:

  • Condicionamiento clásico: La vivencia de una experiencia desagradable, por ejemplo haber tenido un aterrizaje de emergencia, haber sufrido un viaje con turbulencias o haber padecido una crisis de pánico dentro del avión, puede convertir al avión en un estímulo condicionado para la respuesta de ansiedad.
  • Aprendizaje cognitivo: puede ocurrir que se desarrolle el miedo al recibir información sobre catástrofes aéreas o al mirar películas al respecto.
  • Modelado: el aprendizaje se produce al convivir o viajar con alguien que reacciona con miedo ante la situación de vuelo.

Una vez adquirido el miedo excesivo a viajar en avión se mantiene a través de uno de los siguientes mecanismos:

  • La persona evita volar, con lo cual no se permite comprobar que sus temores son irracionales y exagerados (desarrollando una fobia)
  • La persona no evita volar, pero al no saber como manejar los síntomas continúa volando con un alto grado de malestar. Recurre a este medio de transporte sólo cuando es estrictamente necesario y lo hace con un alto grado de malestar.

TRATAMIENTO.

Con miedo a volar no se nace, el miedo a volar se aprende. Lo que se ha aprendido se puede desaprender y paralelamente aprender algo distinto: que volar sea una actividad placentera.
El tratamiento esta dirigido a aquellas personas que presentan fobia a volar (evitan viajar) y también a aquellas personas que aún realizando el vuelo lo hacen con considerable grado de malestar.

Los objetivos del tratamiento son los siguientes:

  • Proporcionar estrategias especificas y adecuadas a cada persona, que permitan reducir significativamente los síntomas de ansiedad.
  • Disminuir el consumo excesivo de alcohol y ansiolíticos como método paliativo contra el miedo.
  • Posibilitar que nuestros pacientes realicen, con comodidad, vuelos de corta y larga duración.

El tratamiento consta de diez encuentros, comenzando con una evaluación diagnóstica y conductual acerca de la problemática del paciente. Posteriormente brindamos psicoeducación acerca de la ansiedad, los síntomas orgánicos, cognitivos y conductuales, así como los factores que contribuyen a la aparición y mantenimiento de la misma. En forma explicativa y práctica proporcionamos estrategias concretas para manejar la ansiedad. Se enseña a los pacientes técnicas de Relajación Muscular Profunda y Mini relajación, Reestructuración cognitiva, Orientación refleja, Desensibilización Sistemática en la imaginación, Exposición en vivo, etc, siempre teniendo en cuenta la especificidad del vuelo en avión. Si el tratamiento se hace de forma grupal, se cuenta además con la presencia de un piloto y un mecánico que aportan su experiencia en lo referente a las etapas del vuelo, al funcionamiento y mecánica del avión, así como también el entrenamiento de las tripulaciones y el riesgo real de accidentes. Dicha información es utilizada para reestructurar las ideas erróneas de los pacientes acerca del vuelo.

Hemos obtenido excelentes resultados con este programa de tratamiento.

info@clinicapsinco.com.uy