¿Como nos puede ayudar un psicólogo?

Para la mayoría de las personas es fácil decidir cuándo ir al médico. Sin embargo, siguen existiendo dudas y reticencias al considerar la posibilidad de ir al psicólogo. Por eso nos parece útil plantear algunas ideas sobre cuándo y cómo una consulta y una eventual psicoterapia nos pueden ayudar.

 ¿Como nos puede ayudar un psicólogo?

 ¿Por qué nos cuesta consultar al psicólogo?

Muchos asocian ir al psicólogo con estar “locos” y por lo tanto creen que no es para ellos. Otros piensan que pedir ayuda a un profesional para resolver asuntos personales, es un síntoma de “debilidad” o de “falta de madurez”. Y así, por distintos motivos, a pesar de que algo en nuestro interior nos dice que necesitamos ayuda especializada, demoramos demasiado en pedir una consulta o   lo hacemos cuando ya “no podemos más”. Esta postergación, que a veces lleva años, puede agravar un problema que tratado a tiempo quizás se hubiera resuelto sin mayor sufrimiento, en unas pocas consultas. Pedir es tan necesario como dar: constituyen las dos caras de una misma moneda.

 ¿Cuando consultar?

Los motivos de consulta son muy variados, dada la diversidad propia de los seres humanos. Un indicador de que “algo anda mal” es la disconformidad con algún aspecto de nuestras vidas, y los sentimientos de angustia, miedo o desesperanza. En MUCHOS casos los problemas y los sentimientos que generan, interfieren con LAS actividades cotidianas (estudio, trabajo, disfrute del tiempo libre) o con las relaciones familiares o sociales. En otros casos la consulta es sugerida por un familiar o indicada por profesionales de la salud, de la educación o la justicia.

 También nos ayudará consultar cuando:

  • nos vemos incapaces de encontrar algo positivo en nuestras vivencias cotidianas.
  • Nos convencemos de que todo nos sale mal y que las cosas no van a mejorar.
  • Nuestros miedos nos hacen difícil salir a la calle, relacionarnos con otras personas, hablar en público, viajar, etc
  • Estamos preocupados por padecer o contagiarnos una enfermedad y, si ya la tenemos, se nos hace difícil aceptarla y manejarla.
  • Casi cualquier situación hace que perdamos el control, REACCIONANDO con agresividad o llanto.
  • Nos damos cuenta de que fumar, beber o consumir cualquier otra droga, apostar…, se ha convertido en una adicción de la que no sabemos salir y que PERJUDICA nuestra vida o la de quienes nos rodean.
  • El estrés empieza a manifestarse a través de sus síntomas psicosomáticos: insomnio, problemas digestivos, cardiovasculares, sexuales…
  • Nos resulta difícil disfrutar de las actividades o placeres cotidianos.

 ¿Cómo nos puede ayudar un psicólogo?

Seguro que alguna vez has visto a una mosca que, tratando de salir de una habitación, se golpea una y otra vez contra el cristal de la ventana. Si en lugar de eso, se diera vuelta, se daría cuenta de que hay otras alternativas más efectivas, y conseguiría salir de la habitación tomando una dirección distinta.

¿Te imaginas cómo te sentirías si te golpearas una y otra vez contra un duro cristal, como lo hace la mosca?

Igual que la mosca, a veces las personas nos empeñamos en aplicar las mismas estrategias que nos han fallado una y otra vez, para conseguir nuestros sueños y proyectos. Nos estrellamos repetidamente contra el cristal invisible de nuestra propia terquedad, de nuestros hábitos negativos, de nuestras creencias y comportamientos adquiridos a lo largo de toda la vida. Y, como es esperable, nos sentimos desorientados, perdidos, confundidos…

Ya dijo Einstein que La definición de la locura es pretender conseguir resultados diferentes, haciendo siempre lo mismo. Un error en el que muchas veces caemos los seres humanos.

Te propongo intentar algo diferente, la psicoterapia, para lograr resultados distintos y mejorar tu calidad de vida.

 Lic. Verónica Orrico

Psicóloga

Terapeuta Cognitivo-conductual