Autoestima

AUTOESTIMA

Escribe: Lic. Ps. Verónica Orrico

Todos hemos oído hablar de la importancia de tener una alta autoestima; incluso los profesionales de la salud mental coinciden en que el bienestar emocional depende en gran medida de nuestro nivel de autoestima. Ante estas afirmaciones probablemente nos preguntemos:

¿Qué es la autoestima?
¿Cómo podemos conocer nuestro nivel de autoestima?
¿Porqué es tan importante mejorarla?

En este artículo intentaremos contestar estas preguntas.      

La autoestima es, como la palabra lo indica, la estima que sentimos por nosotros mismos. Se encuentra estrechamente vinculada con nuestra autoimágen, es decir, con la percepción que tenemos de nosotros mismos. Nos indica en que grado nos consideramos valiosos, capaces, dignos de respeto y afecto.

Otra acepción de la palabra SE RELACIONA con el término “estimación”, que viene de medir, DARLE A LAS COSAS EL VALOR QUE TIENEN. Como toda estimación es subjetiva y no siempre coincide con la realidad, ni con la apreciación que hacen de nosotros otras personas.

En la cultura occidental, frecuentemente la aceptación a nivel familiar y social está condicionada a ciertos logros, tales como el éxito económico o la posesión de determinados rasgos físicos. Estos valores sociales, junto a la excesiva dependencia de la opinión y aprobación de los demás, pueden dañar la autoestima.

La baja autoestima predispone a la persona a padecer otros trastornos, es decir, aumenta la probabilidad de que éstos aparezcan. Los trastornos que se asocian más frecuentemente con un bajo nivel de autoestima son la depresión, la fobia social y el abuso de sustancias.

¿Cómo se construye la autoestima?

Se va construyendo paulatinamente a partir de los mensajes que recibimos de nuestros padres, maestros y otras personas significativas, así como de las experiencias por las que atravesamos a lo largo de la vida.

Algunos factores relevantes que vale la pena destacar por su incidencia en el nivel de autoestima son:

  • Interpretación de los éxitos y fracasos: Aquellas personas que atribuyen sus éxitos a factores externos como la ayuda de los demás y los fracasos únicamente a sus propios errores, verán disminuida su autoestima.
  • Situaciones de prueba: Lo que la persona se dice a sí misma en aquellas instancias en que va a ser evaluada, como un examen, una sita o una entrevista de trabajo, influirá en su posterior desempeño en esa y otras situaciones y en su nivel de autoestima.
  • Virtudes personales: Si bien en nuestra sociedad no es frecuente que las personas hagan referencia a sus virtudes, el reconocer y valorar nuestras virtudes nos brinda una imagen más realista de nosotros mismos y nos permite aprovechar de ellas en distintas situaciones.
  • Oportunidades: Quienes tienen más oportunidades de implicarse en nuevas actividades y comprobar que son capaces de realizarlas con éxito, se sentirán más seguros y se animarán a enfrentar nuevos desafíos.

Estos aspectos serán tenidos en cuenta a la hora de llevar a cabo un tratamiento que tenga como objetivo mejorar el nivel de autoestima.

Características personales y autoestima.

¿Qué comportamientos y actitudes se observan en una persona con baja autoestima?

      • Suelen ser personas inseguras, que desconfían de sus facultades. Se sienten nerviosas en situaciones nuevas (Ej. Una entrevista de trabajo, o darse a conocer a alguien que les interesa).
      • Como no confían en su propio criterio evitan tomar decisiones o consultan a los demás antes dehacerlo.
      • Se critican en exceso. Atienden selectivamente a sus errores y no se los perdonan. Si algo sale mal en una relación de pareja o amistad, creen que toda la culpa es suya, malinterpretando la situación y desconociendo otros factores que no dependen de ella misma.
      • Poseen una imagen distorsionada de sí mismas, exagerando sus defectos y desconociendo sus virtudes. Cuando se comparan con los demás centran la atención en sus aspectos negativos; se consideran menos inteligentes, atractivos o sociables queotras personas. Seguramente creerán que sus preguntas son tontas y sus comentarios aburridos.

Les cuesta expresar lo que sienten o pedir lo que necesitan, por temor a ser rechazadas si se muestran tal cual son. Si algo les molesta no dicen que están enojadas, generalmente no expresan su desacuerdo y ante un pedido les resulta difícil decir que no.

Una persona con una autoestima óptima, en cambio:

  • Posee una visión realista de si misma y de sus capacidades.
  • Se muestra como realmente es.
  • No se compara excesivamente con los demás; no se cree ni mejor ni peor que otros.
  • Muestra sus sentimientos y opiniones con libertad.
  • Afronta los nuevos desafíos con optimismo, intentando superar el miedo y asumiendo responsabilidades y riesgos.
  • Se comunica con facilidad y le satisfacen las relaciones sociales.
  • Sabe aceptar las frustraciones, aprende de los fracasos y persevera en sus metas.

Se ha demostrado que las personas con elevada autoestima toleran mejor los fracasos, se sienten más seguros al enfrentar situaciones nuevas o difíciles, se deprimen menos, son más independientes y se relacionan mejor con los demás.

Lic. Verónica Orrico
Psicóloga – Terapeuta cognitivo-conductual

info@clinicapsinco.com.uy